Mutualidad General de Previsión Social de Gestores Administrativos
Tel. 91 431 25 02/69. Fax. 91 575 95 08 registro@mutuaga.com

contacto mutuaga

BOLETINES HISTÓRICO

BOLETÍN 1 - MARZO 1999

INDICE

LÍNEA DIRECTA CON EL MUTUALISTA

Hace aproximadamente dos años que iniciamos un plan de comunicación directa de la Mutualidad con los mutualistas, que básicamente se ha concretado en la edición de la Revista del Mutualista, la elaboración de una página WEB en Internet, la edición y envío del Estatuto y el Reglamento de Prestaciones, el ofrecimiento directo a través de envíos postales de acuerdos con determinadas entidades que ofrecen a nuestros mutualistas condiciones ventajosas y la posibilidad de completar las prestaciones de la Mutualidad con un seguro de reembolso de gastos médicos a tra-vés de una póliza colectiva para gestores administrativos.

Toda esta labor ha mejorado sin duda la información y el conocimiento del mutualista sobre la Mutualidad de los Gestores Administrativos. Sin embargo, hemos detectado a través de las llamadas y consultas que los mutualistas realizan por teléfono o carta, que el sistema informativo que tenemos establecido puede y debe mejorarse.

El presente boletín es un primer cambio que la Mutualidad ha acometido para mejorar la información al Mutualista que hasta ahora se realizaba por medio de la revista.

Hemos variado la periodicidad, la forma y el contenido de nuestra revista para convertirla en este boletín, que se constituye de distintas secciones que pretenden no sólo ofrecer información, sino, sobre todo, responder a las principales dudas que se le plantean al Mutualista y aclararle el significado de los términos más utilizados en relación con el mundo de la previsión social.

En cualquier caso, este no es un proyecto cerrado, sino que está abierto a las sugerencias de sus destinatarios, los mutualistas y pensionistas de nuestra Mutualidad.

NOVEDADES DE NUESTRA WEB

Aunque muchos de nuestros mutualistas no son "navegantes" de Internet, cada vez son más los Gestores Administrativos que utilizan esta herramienta para su trabajo. Por ese motivo, estamos incluyendo en nuestra página WEB secciones y noticias de utilidad. Algunas de las novedades recientemente incorporadas son:

  • La inclusión de todos los impresos de solicitud de prestaciones, que pueden ser rellenados e impresos para ser enviados a la Mutualidad, con el consiguiente ahorro de tiempo y esfuerzo.
  • La publicación de artículos, ponencias y legislación relacionados con los sistemas de previsión social en nuestro país, que son brevemente referenciados en esta publicación.

LA MUTUALIDAD RESPONDE

A través de esta sección vamos a plantear temas de interés, respondiendo en cada caso a distintas cuestiones que sobre el mismo se le plantean al mutualista. En esta ocasión y como punto de partida, hemos elegido el análisis de la actual situación por la que atraviesa la Mutualidad de los Gestores Administrativos y las distintas soluciones que se están arbitrando para garantizar su futuro y, por tanto, las prestaciones a sus miembros.

Situación actual de la Mutualidad: medidas y soluciones

1. ¿Cuál es la actual situación de la Mutualidad General de Previsión Social de los Gestores Administrativos?
La situación actual de la Mutualidad es de transición al tener que pasar por imperativo legal de un sistema de reparto a un sistema de capitalización impuesto por las técnicas de previsión social. En el anterior sistema los activos pagaban en cada momento las pensiones de los pasivos. Sin embargo, debido a la mayor esperanza de vida y a los bajos índices de natalidad, nuestra Mutualidad, al igual que la sociedad, cada vez tiene más pensionistas y menos mutualistas jóvenes que paguen sus pensiones.
Eso ha llevado a que la Administración haya decidido implantar el nuevo sistema de capitalización, que quiere decir que cada Mutualista recibirá según sus aportaciones como ocurre, por ejemplo, con los Planes de Pensiones.

2. ¿Qué quiere decir que las provisiones matemáticas de la Mutualidad dan un déficit actual de 3.000 millones de pesetas?
Ese déficit está provocado por el paso al sistema de capitalización desde el sistema de reparto por el que se regían las mutualidades, que es igual al que lleva la Seguridad Social (aunque en ésta los déficits los pagamos todos vía presupuestos generales). Ese sistema no exigía que se tuvieran unas provisiones para garantizar las prestaciones. Sin embargo, al obligarse a las mutualidades a pasar al sistema de capitalización, surge la necesidad de dotar esas provisiones, provocando en nuestro caso ese déficit.

3. ¿Cómo se va a cubrir ese déficit que provoca el paso de un sistema a otro?
En los estudios actuariales que sobre nuestra Mutualidad han realizado expertos profesionales, viene contemplado el sistema para ir poco a poco cubriendo ese déficit, esa diferencia en las provisiones matemáticas que existe actualmente. Consiste en aplicar un tanto por ciento (entre el 1 y el 2 por ciento) de las actuales cotizaciones para ir compensando el déficit.
Por eso, ahora, al haberse subido las bases de cotización, el déficit se irá cubriendo más rápidamente.

4. Si la Mutualidad se disolviera, ¿qué ocurriría con el dinero que cada mutualista ha aportado hasta esa fecha?
Desde la salida de la Ley, todas las aportaciones se capitalizan individualmente y, por tanto, en caso de disolución cada mutualista tendría derecho a una parte de las aportaciones que ha efectuado, más los intereses correspondientes que han producido sus aportaciones, menos el porcentaje de sus aportaciones (entre el 1 y el 2 por ciento) que se ha destinado a cubrir el déficit que ha producido el paso del sistema de reparto al sistema de capitalización.

5. Si la Mutualidad no continúa como tal ni se disuelve, ¿qué otras posibilidades tiene?
Hace años, otras mutualidades han tomado el camino de disolverse y crear unas pólizas individuales para los mutualistas que son pensionistas en el momento de la disolución y con los fondos sobrantes constituir un fondo de pensiones para los mutualistas en activo.
Sin embargo, esta solución no parece lógica para nosotros, puesto que, por Ley, las mutualidades van a funcionar como fondos de pensiones. Por eso lo más lógico es que nuestra mutualidad continúe con su Plan de Viabilidad aprobado por la Dirección General de Seguros y refrendado por los estudios actuariales.

6. ¿Por qué se ha ampliado la edad de jubilación a los 70 años?
Ha sido una modificación estatutaria propuesta por los actuarios para restablecer el equilibrio patrimonial presente y futuro de la Mutualidad, que la Dirección General de Seguros aprobó y que se ratificó por la Asamblea de Representantes.
En cualquier caso, es una edad de jubilación bastante razonable en un país con las actuales expectativas de vida que tiene España (78 años de media) y para una profesión como la nuestra en la que los Gestores Administrativos se jubilan como media a los 68,2 años.
Además de por criterios económicos de supervivencia de la Mutualidad, esta medida puede considerarse una adaptación a las circunstancias de la población en una sociedad desarrollada.

7. Además de la ampliación de la edad de jubilación a los 70 años, ¿qué otros sacrificios se les van a pedir a los mutualistas en el futuro?
Según el Plan de Viabilidad aprobado por la Dirección General de Seguros, no va a haber más condiciones.

8. ¿En qué consiste el estudio actuarial de Coopers & Lybrand y, traducido a un lenguaje sencillo, cuáles son sus conclusiones?
Lo que han hecho los actuarios es comparar los flujos de capitales e intereses con una proyección de las prestaciones que se prevé pagar en el futuro (es decir, la previsión de ingresos y gastos). De acuerdo con eso, la Mutualidad tiene garantizado su futuro hasta diferentes fechas, en función de una serie de variables (bases de cotización, número de mutualistas, mantenimiento o no de los morosos). Para prolongar indefinidamente el futuro de la Mutualidad los actuarios proponen dos medidas:

  • Aumentar las bases de cotización, lo que ya se ha hecho desde el 1 de enero de 1999, garantizando con ello nuestro futuro hasta el año 2030.
  • Ampliar el colectivo, manteniendo a los buenos mutualistas y consiguiendo nuevas altas. Este es nuestro principal objetivo para los próximos años.

DICCIONARIO DEL MUTUALISTA

A través de esta sección vamos a ir definiendo y aclarando distintos términos y expresiones habituales cuando se tratan temas relacionados con la previsión social, que pueden ser de gran utilidad para que el mutualista comprenda la información que recibe desde la Mutualidad o los medios de comunicación.

Nuestro diccionario no tiene un orden alfabético, sino que se agrupa en torno a un tema determinado, como es en esta ocasión lo relacionado con el cálculo de prestaciones, y debe ser leído en su conjunto, puesto que unos términos están relacionados con otros.

Base de cotización
Cantidad sobre la que se cotiza y que es la que determina la pensión que en su día se va a cobrar.
En la Mutualidad actualmente hay una base mínima de cotización de 60.000 pesetas y una máxima de 95.000 pesetas, que se irán ampliando cada año a razón de 10.000 pesetas por año, hasta llegar en el año 2003 a una base mínima de 100. 000 pesetas y una base máxima de 135.000 pesetas.
Lo lógico es que la Mutualidad tenga como base mínima de cotización el salario mínimo interprofesional de cada año.

Base reguladora
Es la media aritmética de las bases de cotización durante un tiempo determinado, que sirve para aplicar el tanto por ciento correspondiente de las tablas publicadas para fijar la pensión anual.

Periodo de carencia
Tiempo mínimo de permanencia en la Mutualidad para tener derecho a cada una de las prestaciones. El periodo de carencia de cada prestación es el siguiente: 15 años para la jubilación; 5 años para viudedad, invalidez y orfandad; 2 años para subsidio de defunción, y 1 año para subsidios de nupcialidad y natalidad.

Periodo de cálculo de las pensiones
Tiempo de cotización que se toma para el cálculo de la base reguladora de las pensiones. En el caso de la jubilación son 10 años y en el resto coincide con los periodos de carencia de cada prestación.

Prestaciones
Cada uno de los auxilios o ayudas a que tiene derecho el mutualista. Las prestaciones pueden ser de pago único (subsidios) o de pagos periódicos (pensiones).

OPTAR POR EL RETA O LA MUTUALIDAD

En el «BOE» del pasado 31 de diciembre se ha publicado la Ley 50/1998, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, que en su artículo 33 modifica la disposición adicional decimoquinta de la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, que regula la opción que necesariamente deben efectuar los Gestores Administrativos ejercientes por cuenta propia, entre el RETA o la Mutualidad General de Previsión Social de los Gestores Administrativos, introduciendo importantes novedades sobre la irreversibilidad de dicha opción.

El aspecto más relevante de la modificación, por lo que se refiere a los Gestores Administrativos y a nuestra Mutualidad, se halla contenido en el apartado 1 de dicha disposición, cuyo párrafo tercero dice así.

"... Si el interesado, teniendo derecho, no optara por incorporarse a la Mutualidad correspondiente, no podrá ejercitar dicha opción con posterioridad".

Previamente, en el párrafo primero, la disposición reitera que, quienes ejerzan una actividad por cuenta propia, con las características del ejercicio profesional como Gestor Administrativo, se entenderán incluidos en el ámbito de aplicación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

El párrafo tercero de este mismo punto, contiene la excepción para los Gestores Administrativos ejercientes por cuenta propia de la obligación de afiliarse al RETA, cuando «opten o hubieren optado por incorporarse a la Mutualidad de Previsión Social que pudiera tener establecida el correspondiente Colegio Profesional» que, en nuestro caso, es la Mutualidad General de Previsión Social de los Gestores Administrativos.

La trascendencia de la modificación legislativa que comentamos es que dicha opción sólo puede ejercerse una vez, y después de ejercitada es irreversible.

Quiere ello decir que, si el colegiado opta por el RETA, lo hace definitiva e irreversiblemente, sin perjuicio de que pueda decidir voluntariamente permanecer o ingresar en nuestra Mutualidad, si así lo desea, y como una opción de previsión complementaria del RETA.

De ello se pueden producir dos situaciones:

  1. Nuevos colegiados. Los Gestores Administrativos por cuenta propia que se colegien por primera vez a partir de ahora, quedan sujetos al ejercicio de dicha opción entre el RETA y la Mutualidad, con carácter irreversible, precisamente al incorporarse.
  2. Colegiados que hayan iniciado su actividad profesional por cuenta propia con anterioridad al 10 de noviembre de 1995 y que actualmente permanecen inscritos en esta Mutualidad.

Respecto a estos colegiados, la disposición comentada (párrafo segundo del punto 2) señala que los Gestores Administrativos, deberán solicitar el alta en dicho Régimen Especial en caso de que decidan no permanecer incorporados en nuestra Mutualidad, en el momento en que se lleve a término la adapta-ción prevenida en el apartado 3 de la Disposición Transitoria Quinta de esta Ley 30/1995.

Resumen de la situación, tras la modificación por el art. 33 de la Ley 50198, cuyo texto reproducimos íntegramente en nuestra WEB

GLOBALIZACION Y PENSIONES


Del 18 al 20 de febrero se celebró en Alicante el VI Congreso Nacional de Economía, bajo el lema general de "La Globalización de la Economía".

En el mismo presentó una ponencia sobre "Globalización y pensiones" D. José A.Herce San Miguel, director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada y profesor titular de Economía en la Universidad Complutense de Madrid. El texto íntegro de la ponencia está publicado en nuestra página WEB, dentro de la sección últimas Noticias.