Mutualidad General de Previsión Social de Gestores Administrativos
Tel. 91 431 25 02/69. Fax. 91 575 95 08 registro@mutuaga.com

contacto mutuaga

BOLETINES HISTÓRICO

BOLETÍN 6 - MAYO 2000

INDICE

INFORME DEL CONSEJO RECTOR ADAPTACIÓN DE ESTATUTOS

Aprobada en la Asamblea General de Representantes, celebrada el 13 de mayo de 1999, la modificación de Estatutos para adaptar nuestra Mutualidad a la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión en los Seguros Privados, estos fueron protocolizados ante Notario el día 23 de septiembre de 1999 y remitidos al Registro Mercantil, que inscribió el 23 de diciembre de 1999.

Posteriormente, la Dirección General de Seguros comunicó el l5 de marzo pasado que, una vez examinados, se ha procedido a tomar razón en el Registro Administrativo previsto en el art. 74 de la Ley 30/1995, se han aprobado los Estatutos y el cambio de denominación social que pasa a ser MUTUALIDAD GENERAL DE PREVISIÓN SOCIAL DE LOS GESTORES ADMINISTRATIVOS A PRIMA FIJA.

INFORME ACTUARIAL

El 20 de marzo pasado se remitió a la Dirección General de Seguros el informe elaborado por el Consejo Rector, que presenta la situación económico-financiera de nuestra entidad a 31 de diciembre del pasado año, en el que se incluye el cálculo actuarial externo de las Provisiones Matemáticas al cierre de 1999 con el siguiente criterio:

Bases técnicas:

  1. Se han empleado las tablas de mortalidad GRM-80 y GRF-80 (X=X-2) para todos los Mutualistas tanto Activos como Pasivos, independientemente de su fecha de ingreso en la Mutualidad, calculando las provisiones al interés técnico del 5,75 por ciento.
  2. Las provisiones calculadas en el 5,75 por ciento se han efectuado con criterio conservador, ya que las inversiones de la Mutualidad en valores mobiliarios durante 1999 produjeron un rendimiento del 8,86 por ciento.

En el informe actuarial se observa que, aplicando las tablas de mortalidad actualizadas y un criterio conservador en la rentabilidad técnica, la Mutualidad puede aplicar en el año 1999, 135.259.549 pesetas a Provisiones Matemáticas y 41.973.236 pesetas a amortizar pérdidas de ejercicios anteriores.

De lo anteriormente expuesto se deduce que las Provisiones constituidas a 31 de diciembre de 1998, que se elevaban a 2.872.549.393 pesetas, se han incrementado a 31 de diciembre de 1999 en 135.259.549 pesetas, arrojando un saldo a final de año de 3.007.808.942 pesetas.

En cuanto al cobro de Morosos, se ha informado a la Dirección General de Seguros que del saldo provisionado existente a 31 de diciembre de 1998 de 444 millones de pesetas, se ha pasado a la misma fecha en el año 1999 a 376 millones de pesetas, lo que significa una reducción del saldo del 15,3 por ciento, reducción que se elevará para el año 2000 al haber encomendado a nuestros abogados la presentación de las oportunas demandas judiciales para acelerar el cobro de los saldos deudores.

Asimismo, se ha informado a la Dirección General de Seguros que, una vez concluido el cálculo de las Provisiones Matemáticas, la Mutualidad está elaborando un nuevo plan de viabilidad con un sistema de cuotas progresivas que facilite la incorporación de nuevos mutualistas, lo que supone una menor carga en los primeros años, para lo cual el Consejo Rector está manejando una serie de hipótesis que se están contrastando cualitativa y cuantitativamente.

COBERTURA SANITARIA

El 4 de agosto de 1977 se formalizó un convenio, que actualmente está vigente, entre la Mutualidad y el entonces Instituto Nacional de Previsión, mediante el cual nuestra entidad se encargaba de pagar la cuota sanitaria, asistencia médica y farmacia de nuestros pensionistas.

El 11 de noviembre del pasado año hemos solicitado del Instituto Nacional de la Seguridad Social la ampliación de la cobertura sanitaria a los mutualistas en activo, previo pago por parte de los mutualistas que lo deseen, de la oportuna cuota.

El 3 de febrero de este año la Secretaría de Estado de la Tesorería General de la Seguridad Social ha contestado informando que la cuota a satisfacer de asistencia medico-farmacéutica por enfermedad común, durante el año 2000, queda fijada en 12.042 pesetas, incrementada en 645 pesetas si la cobertura alcanza a las enfermedades profesionales.

En el mismo escrito se anuncia que se ha dado traslado de nuestra petición para su resolución a la Subdirección General de Gestión de Prestaciones del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Aún pendiente de contestación, este Consejo Rector espera la firma del Convenio solicitado.

COBRO DE DEUDAS A MOROSOS

Siguiendo el mandato del Consejo Rector de la Mutualidad, la asesoría jurídica viene realizando gestiones de cobro con los morosos, a fin de solucionar uno de los principales problemas que aquejan a nuestra Mutualidad y que, de no atajarse como se viene haciendo, podría perjudicar a todos los mutualistas, especialmente a los pasivos.

Hasta la fecha, se han realizado gestiones de reclamación con 750 mutualistas, cuya deuda conjunta ascendía a más de 200 millones de pesetas. Los resultados obtenidos hasta el 11 de abril de 2000 pueden considerarse muy positivos, ya que cerca de un cincuenta por ciento de los reclamados ha saldado su deuda o ha llegado a un acuerdo para saldarla mediante compromisos de pagos aplazados.

En total se han recaudado a dicha fecha más de 41 millones de pesetas, a los que hay que sumar casi 58 millones de pesetas correspondientes a los pagos aplazados comprometidos. Por tanto, la suma de lo recaudado y de los pagos comprometidos asciende a 99 millones, que representan un 48,80 por ciento del objetivo perseguido en esta primera fase del plan de cobro a morosos de la Mutualidad.

En una segunda fase, para aquellos mutualistas con los que no se llega a un acuerdo de pago, se recurre a la vía judicial -ya hay interpuestas varias demandas- para efectuar la reclamación de las cantidades adeudadas, aunque la posición del Consejo Rector es la de mantenerse abierto a una posible solución amistosa, siempre que ésta no suponga un menoscabo para los intereses generales de los mutualistas.

En este sentido, desde aquí hacemos un llamamiento a la solidaridad de todos los mutualistas que mantienen deudas con la Mutualidad para que se dirijan a la Secretaría Técnica con el fin de arbitrar una solución y evitar que se les haga la reclamación de su deuda por vía judicial.


LA MUTUALIDAD RESPONDE CARACTERÍSTICAS DE UNA ENTIDAD SUSTITUTORIA DEL RETA

A continuación respondemos a algunas de las dudas y cuestiones más habituales que los mutualistas nos plantean en sus llamadas y escritos a la Mutualidad.

¿Se puede ejercer la profesión de Gestor Administrativo siendo pensionista de la Seguridad Social?

Sí se puede; lo único que la Seguridad Social prohibe a sus jubilados es que el trabajo que estén desarrollando les obligue a darse de alta en cualquiera de las 2 modalidades (Régimen General o RETA).

Al ser nuestra Mutualidad susitutoria del RETA (es sustitutoria y no complementaria, porque si fuese complementaria no serviría para obtener cobertura ejerciendo una profesión) y no tener ninguna subvención del Estado, los jubilados en el RETA que estén cobrando una pensión pueden continuar ejerciendo la actividad de Gestor Administrativo si están adscritos y al corriente de pago en nuestra Mutualidad, ya que el ejercicio de nuestra profesión no les exige darse de alta en ningún régimen de la Seguridad Social.

Estas afirmaciones vienen avaladas por una resolución de la Tesorería General de la Seguridad Social respecto a la situación de un Gestor Administrativo, en el que concurrían las circunstancias comentadas. Dicho Gestor Administrativo, además de hacernos la consulta a nosotros, se la hizo a la Seguridad Social, obteniendo la misma respuesta (los interesados pueden solicitamos una copia de dicha contestación de la Seguridad Social).

¿Puede el Mutualista pasar del RETA a la Mutualidad y viceversa en cualquier momento?

Cuando un Gestor Administrativo inicia su actividad profesional debe elegir entre darse de alta en la Mutualidad General de Previsión Social de los Gestores Administrativos o en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Si su decisión es acogerse al RETA, no puede posteriormente darse de alta en la Mutualidad como sistema sustitutorio del RETA. Por lo general, las personas que se dan de alta en el RETA lo hacen porque ejercen otras actividades profesionales además de la de Gestor Administrativo, que están cubiertas por este sistema. Lo que ocurre es que cuando decida jubilarse, obligatoriamente se tiene que jubilar de todas las actividades, tanto actividades por cuenta propia como por cuenta ajena, ya que el RETA no permite estar en pasivo por una actividad y en activo por otra u otras.

Tampoco podría jubilarse a los 65 años en el RETA y en ese momento darse de alta en la Mutualidad, ya que no se le permitiría.

Por tanto, hay que decir que a partir del paso a la voluntariedad de nuestra Mutualidad. La decisión que se tome en cuanto a la incorporación a un sistema u otro, tiene un carácter definitivo hasta el final de la vida profesional.

Por el contrario, en la situación actual, el Gestor Administrativo que se da alta en la Mutualidad de Gestores Administrativos tiene una segunda oportunidad de pasarse al RETA cuando la Mutualidad pase a ser voluntaria (10/11/2000).

¿Son exactamente iguales el RETA y la Mutualidad?

El problema que existe ahora es que todavía no ha salido el Reglamento de Entidades de Previsión Social. En la mesa que está discutiendo dicho reglamento, las mutualidades están representadas por la Confederación de Entidades de Previsión Social. En este sentido, hace algún tiempo mantuvimos una reunión de mutualidades en la que nosotros planteamos una objeción en el sentido de que si somos sustitutorios y alternativos del RETA, debemos tener el mismo campo de aplicación; es decir, que si un Gestor Administrativo está dado de alta en la Mutualidad de Gestores, ese alta tendría que tener el mismo campo de aplicación que el alta en el RETA.

Por ejemplo, alguien que sea graduado social no tendría que darse de alta en el RETA, le hastaría con estar dado de alta en la Mutualidad de Gestores Administrativos, que al ser voluntaria permite la entrada de otros profesionales que no son Gestores Administrativos.

Si cuando salga el Reglamento esta propuesta no saliese adelante, nuestra Mutualidad seguiría recurriendo, puesto que consideramos que es una competencia desleal, ya que si somos sustitutorios, no es lógico que no tengamos el mismo campo de aplicación.

¿Cuándo se producirá el paso a la voluntariedad?

El 10 de noviembre del año 2000 expira el plazo de 5 años desde que salió la ley en noviembre de 1995. A partir de ese momento, el Gestor Administrativo que opte por el alta en nuestra Mutualidad, todavía tendrá otra oportunidad para pasarse al RETA. A partir de esa fecha, el que se incorpore a la Mutualidad no podrá variar su opción e igual ocurrirá con el que opte por el RETA.

Si alguien se da de alta en la Mutualidad y desapareciera, ¿sería automáticamente absorbido por el RETA?

En primer lugar, sería improbable que la Mutualidad desapareciera según las circunstancias que se están dando. Pero, lógicamente, al quedarse sin una previsión social, tendría que integrarse en el RETA. En cuanto a las condiciones de la integración, de momento no se pueden saber, porque si fuese por disolución de la Mutualidad por razones económicas, no habría ninguna contraprestación que negociar con la Seguridad Social. Si fuese una absorción de la Mutualidad y ésta estuviese totalmente saneada (como esperemos que esté dentro de unos años) y la quisiera absorber la Seguridad Social, lógicamente a los que estuviesen aquí al corriente de sus cotizaciones, la Seguridad Social tendría que acogerlos en unas determinadas condiciones, sobre todo pensando no tanto en los jóvenes que podrían tener menos problemas, sino en los Gestores Administrativos de cincuenta y cinco en adelante, que se tendrían que jubilar en unas condiciones desfavorables

¿Por qué la Mutualidad no ofrece asistencia sanitaria?

Hace dos años que la Mutualidad firmó un convenio con Mapfre, que todavía está vigente, mediante el cual los mutualistas que lo deseen pueden contratar una póliza de reembolso de gastos médicos.

Por otra parte, se está negociando un nuevo convenio con la Seguridad Social, cuyo objetivo es que los mutualistas que lo suscriban tengan los mismos derechos y prestaciones que un trabajador en activo del Régimen General o del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, mediante el pago de una cuota complementaria de 12.042 pesetas por mes y cartilla (en la cartilla entrarían la esposa y los hijos).

Se está negociando que sea voluntaria porque no podemos obligar a nadie que ya tenga asistencia sanitaria a pagar otra vez por el mismo concepto. Sería absurdo obligar a algunos mutualistas que ya tienen asistencia sanitaria porque están afiliados al Régimen General o al RETA por otra actividad, a pagar también por el mismo concepto como mutualistas.

¿No resultará muy caro, especialmente para los que inician su actividad profesional?

Para paliar ese problema, hemos encargado al gabinete que nos hace los estudios actuariales que nos calcule una cuota progresiva para los nuevos Gestores Administrativos que se dan de alta.

La idea está basada en un modelo que ofrece dos sistemas: pagar durante toda la vida profesional una cuota lineal o pagar unas cuotas progresivas, partiendo de un mínimo. Este último sistema permite aliviar las cargas económicas en el inicio en la actividad profesional e irlas aumentando a medida que se va consolidado el despacho profesional.

EJERCICIO 1999 INFORME DE LA COMISIÓN PERMANENTE

E1 censo de La Mutualidad General de Previsión Social de los Gestores Administrativos al 31 de diciembre es de 3.385 mutualistas. El de pensionistas al finalizar el año es de 1.512 distribuidos en:

Pensiones de Jubilación
22
Pensiones de Invalidez
95
Pensiones de Viudedad
607
Pensiones de Orfandad
49
Ayudas a mutualistas con hijos disminuidos psíquicos
36
Pensiones a favor de familiares
3

Las variaciones de Base Estimativa de Cotización, todas ellas en elevación, durante el ejercicio 1999 han sido 101.

PRESTACIONES

Las prestaciones pagadas han ascendido a 671,77 millones de pesetas, desglosadas de la forma siguiente:

Subsidios de Defunción
10,63
Subsidios de Nupcialidad
2,10
Subsidios de Natalidad
2,05
Pensiones de Jubílación
392,11
Pensiones de Invalidez
57,39
Pensiones de Viudedad
159,71
Pensiones de Orfandad
6,76
Ayuda a Mutualistas con hijos disminuidos psíquicos
9,50
Pensiones a favor de familiares
0,16
Ayudas por intervención Quirurg.
1,32
Seguro Médico a Pensionistas
34,30
Gastos envío de prestaciones
-2,46
Devolución Subsidios y Pensiones
-4,26

INVERSIONES

La Cartera de Valores a largo plazo se ha cerrado con un valor contable de 1.677,24 millones de pesetas, siendo su valor teórico de realización al último día del año de 1.815,08 millones de pesetas.

En Fondos de Inversión Mobiliaria a Largo Plazo (FIM) se cierra con una inversión de 793,04 millones de pesetas, y su valor de realización al día 31 de diciembre es de 845,38 millones de pesetas.

RENTAS

Las rentas íntegras de las Inversiones Financieras han contabilizado 150,94 millones de pesetas, debiendo deducirse las retenciones practicadas por importe de 27,59 millones de pesetas.

Estas retenciones figuran en el Activo del Balance de Situación, incrementando el capítulo de Hacienda Pública Deudora, puesto que en el próximo ejercicio será solicitada su devolución a la Hacienda Pública al amparo de la Ley 30/1994 de 24 de noviembre, de Fundaciones y de Incentivos Fiscales a la Participación Privada en Actividades de Interés General.

En las Inversiones Financieras, se ha obtenido una rentabilidad media anual del 8,86 por 100.

Las cuotas devengadas por el ejercicio ascienden a un total de 849,35 millones de pesetas, habiéndose cobrado 670,19 millones de pesetas, quedando pendiente de cobro 179,16 millones de pesetas.

Las cuotas de años anteriores abrieron el ejercicio con un saldo deudor de 562,24 millones de pesetas. En el presente ejercicio se han devengado por cuotas 0,89 millones de pesetas, minorciones por bajas 44,39 millones de pesetas y cobrado 31,41 millones de pesetas, por lo que el pendiente de cobro en este concepto, ha quedado reducido a 487,33 millones de pesetas.

El total de la deuda de mutualistas a 31.12.1999 asciende a 666,49 millones de pesetas.

GASTOS DE ADMINISTRACIÓN

Los Gastos de Administración han ascendido a 74,06 millones de pesetas, con un déficit sobre lo presupuestado de 17,03 millones de pesetas.

Esta diferencia está justificada por los gastos de los nuevos consultores -que están realizando un nuevo Plan de Viabilidad y otros estudios encargados por el Consejo Rector- y por los gastos de reclamación a los deudores.

Estos gastos representan el 13,41 por 100 sobre las cuotas devengadas en el ejercicio anterior, base del presupuesto de gastos para el año contabilizado.

RESULTADO DEL EJERCICIO

El resultado positivo del ejercicio antes de su distribución es de 41,97 millones de pesetas.

Las Provisiones Matemáticas se han aumentado en 135,25 millones de pesetas.

PATRIMONIO SOCIAL

Al cerrar el ejercicio y antes de la distribución de su resultado positivo, el Fondo Mutual es de 5,00 millones de pesetas y las Reservas Voluntarias de 35 millones de pesetas.

Madrid, 31 de diciembre de 1999