Mutualidad General de Previsión Social de Gestores Administrativos
Tel. 91 431 25 02/69. Fax. 91 575 95 08 registro@mutuaga.com

contacto mutuaga

BOLETINES HISTÓRICO

BOLETÍN 7 - ENERO 2001

INDICE

NUEVA ETAPA

Hemos iniciado una nueva etapa en la Mutualidad. Una vez finalizado el plazo legal para optar entre la afiliación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA) o la permanencia en la Mutualidad de Gestores Administrativos, el 81 % de nuestros afiliados ha decidido continuar asegurando su futuro con nuestra institución, mostrando así su aprobación y apoyo de la gestión que desde aquí realizamos.

Satisfechos por estos magníficos resultados, e ilusionados por las perspectivas que se abren ante nosotros, los consejeros y empleados de la Mutualidad queremos agradecer a todos los mutualistas que han mostrado su creencia en el espíritu de solidaridad, y su confianza en el sistema de capitalización para asegurar supensión, con una nueva serie de prestaciones y servicios modernos.

Como primera medida, hemos decidido ampliar la base de afiliación en la Mutualidad a los familiares de gestores y empleados de gestorías, brindándoles la oportunidad de pasar a formar parte de una institución seria, conocida por su solvencia, su austeridad de gastos administrativos y su gestión eficaz.

También hemos diseñado un sistema de previsión social 'a la carta', que contempla unas cuotas iniciales mínimas para incentivar la afiliación en nuestra institución, y que permite el aumento de la cuantía de las cuotas en función de lo que cada persona quiera asegurar, con vistas a su jubilación y a las contingencias de viudedad, orfandad o invalidez. Este sistema de capitalización individual será aplicable a todas las personas que se den de alta en la Mutualidad a partir del 1 de enero de 2001. Los mutualistas afiliados con anterioridad a esta fecha continuarán formando parte del sistema de capitalización colectiva, aunque tendrán la opción de acceder al plan de capitalización individual para incrementar su pensión de jubilación mediante el pago de una complemento que se calculará en función de la edad que tengan al solicitar la ampliación.

Los resultados de la Mutualidad también ganarán con la modernización de nuestros canales de comunicación. Desde el 1 de enero de 2001 la Mutualidad cuenta con un nuevo dominio en Internet, para que todos los interesados puedan acceder a una amplia gama de información actualizada y servicios electrónicos a través de la red. La misma fecha ve el inicio de un nuevo plan de publicaciones, que contempla la difusión trimestral de este boletín, el lanzamiento de una campana para la captación de nuevos mutualistas y la producción de un amplio dossier informativo sobre la Mutualidad, con una relación completa de sus servicios y prestaciones, tarifas e impresos.

De esta forma, estamos adaptando la actividad social de la Mutualidad para responder a la confianza depositada en nosotros, ofreciendo a los mutualistas una gama de prestaciones cada vez más completa, equiparando nuestros servicios con los de otras mutualidades de prestigio en el mercado español y evaluando toda una serie de medidas fiscales y sociales que puedan redundar en beneficio de nuestros afiliados.

NUEVA PÁGINA WEB

Desde el 1 de enero de 2001, todos los intemautas podrán visitar nuestra nueva página web en:

www.mutuaga.com

Los que ya nos conocen observarán que hemos cambiado nuestra dirección y renovado nuestra imagen para que resulte más sencillo acceder a nuestro servidor, navegar por la web y acceder a todo tipo de información actualizada, desde los Estatutos y Reglamentos hasta las últimas noticias generadas por la Mutualidad.

  • Datos sobre la Mutualidad, incluyendo información sobre su organización y funcionamiento.
  • Estatutos de la Mutualidad, de 9 de noviembre de 2000, presentados en versión íntegra y en capítulos, y accesibles en diversos formatos (Word/RTF y HTML) para facilitar su lectura.
  • Prestaciones de la Mutualidad, clasificadas en apartados para comodidad del usuario: jubilación, viudedad, orfandad, invalidez, subsidio de defunción, subsidio de nupcialidad y subsidio de natalidad.
  • Publicaciones de la Mutualidad, incluyendo el índice de contenidos de la Revista del Mutualista y los contenidos íntegros de los boletines Mutualista, desde el primer número de marzo de 1999.
  • Impresos de inscripción en la Mutualidad y de solicitud de prestaciones por jubilación, defunción, viudedad, orfandad, natalidad y nupcialidad, que podrán ser rellenados e impresos desde la página web para ser enviados a la Mutualidad.
  • Artículos, ponencias y legislación relacionados con los sistemas de previsión social en España.
  • Enlaces a otras páginas web, publicaciones, bases de datos, asociaciones, organizaciones, colegios profesionales...

LA MUTUALIDAD RESPONDE

Ante las numerosas preguntas que siguen llegando a la Mutualidad de Gestores Administrativos y la confusión que en ellas se refleja, esta sección prefiere hacer un resumen de ellas y dar una contestación muy escueta para aclarar todos los conceptos.

¿Se puede pertenecer a la Mutualidad y al RETA?
Si, pero existen dos posibilidades:
1ª Pertenecer a la Mutualidad como alternativa (sustitutoria) del RETA.
2ª Pertenecer a la Mutualidad como complementaria.

El día de mañana ¿se cobrará pensión de ambas instituciones?
Si, al ser compatibles.

¿Qué ventajas tiene elegir a la Mutualidad como alternativa?
El poder cobrar una pensión del régimen público y seguir ejerciendo la profesión de Gestor Administrativo.

¿Me pueden obligar a darme de alta en el RETA por ser administrador de una sociedad?
No, siempre que la sociedad se limite única y exclusivamente al ejercicio de la profesión de Gestor Administrativo.

Al solicitar mi baja en la Mutualidad, ¿tengo derecho a la devolución de las cuotas?
No, no existe el derecho de rescate, pues la Mutualidad ha ido cubriendo unos riesgos día a día.

En este caso ¿puedo beneficiarme de las cantidades pagadas?
Si, al pasar a ser voluntaria, durante dos años se mantienen los derechos tanto de cotización como de antigüedad.

¿Qué sucedería si en el tiempo de no permanencia necesitara alguna prestación?
No tendría derecho a solicitarla, pues se necesita estar de alta en el momento del hecho causante.

¿Qué requisitos se exigirán para la reincorporación?
Que no hayan transcurrido más de dos años desde la baja y un certificado médico de no padecer ninguna enfermedad.

¿Y si existiera alguna enfermedad?
Al ser voluntaria, se podría rechazar el alta o cursarla con las restricciones correspondientes.

¿Tiene la Mutualidad algún tipo de asistencia sanitaria para los mutualistas?
Si, actualmente tiene un sistema de asistencia sanitaria contratado con Mapfre y próximamente suscribirá con el INSS la asistencia sanitaria en las mismas condiciones que el RETA.

¿Será obligatoria la inscripción en este convenio?
No, será totalmente voluntaria.

Para calcular mi pensión, ¿qué período se tomará en cuenta?
Se tomarán las 120 últimas cuotas pagadas para la jubilación y las 60 últimas cuotas para el resto de las prestaciones.

¿Qué prestaciones ofrece la Mutualidad?
De pago único, subsidio de nupcialidad por 50.000 ptas, subsidio de natalidad por 25.000 ptas y socorro por defunción de 200.000 ptas. Vitalicias, pensión de jubilación, invalidez y viudedad y ayuda a mutualistas con hijos disminuidos psíquicos y prestación a favor de familiares, padres, hermanos, etc. que convivan con el mutualista y a sus expensas. De pago periódico, pensión de orfandad, para hijos menores de 18 años o mayores que cursen estudios superiores hasta los 25 años.
Para los nuevos incorporados, las prestaciones se limitan a pensión de jubilación, invalidez. viudedad. orfandad y socorro por defunción de 200.000 ptas.

¿Las cuotas para los nuevos afiliados serán las mismas?
No, pues empiezan en un sistema de capitalización individual, y por las reducciones en las prestaciones, las cuotas serán más bajas.

INFORME DEL CONSEJO RECTOR

Reunión con la Confederación Nacional de Entidades de Previsión Social
El 30 de octubre de 2000 se celebró una reunión del Grupo de Trabajo de Mutualidades de Profesionales, durante la cual se presentó el borrador del informe de D. Luis Almajano, relativo a las Mutualidades de Profesionales Alternativas al Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos. Durante la reunión también se estudiaron los sistemas de previsión de los funcionarios de la Unión Europea y se presentó una propuesta de Reglamento de Mutualidades en materia de transferencias recíprocas de derechos.

II Encuentro de la Mutualidad
Los días 6 y 7 de noviembre de 2000, la Mutualidad General de Previsión Social de los Gestores Administrativos de España, en estrecha colaboración con la Delegación de la Mutualidad del Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Sevilla, celebró el II Encuentro de la Mutualidad en el Hotel Meliá de Sevilla. Estos encuentros van dirigidos a los empleados de los Colegios, a quienes se procura proporcionar la información y el estímulo necesarios informar mejor a los mutualistas. El evento, al que asistieron 22 representantes de Colegios Oficiales de Gestores Administrativos, tuvo como objetivo informar sobre los retos que afrontan las Mutualidades de Previsión Social como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley 30/95, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, por medio de la cual se regula la previsión social de los profesionales colegiados. Durante el encuentro se analizó la problemática de la aplicación práctica del régimen de opción, relativo a altas y bajas en la Mutualidad y el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, y se presentó información adicional sobre Mutualidades.

JUBILACIÓN A LOS SETENTA AÑOS

Mediante resolución de 18 de octubre de 2000, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones confirma la aplicación de la edad de jubilación a los 70 años, prevista con carácter general por el Reglamento de Prestaciones de la Mutualidad General de Previsión de los Gestores Administrativos de 8 de mayo de 1998, así como la tabla de reducciones especialmente prevista en la primera Disposición Transitoria del Título Segundo de dicho Reglamento para aquellos que, por haberse incorporado a la Mutualidad antes del 21 de diciembre de 1971, conservan el derecho a solicitar la pensión de jubilación a partir de los 65 años. Esta tabla de reducciones se calcula en función de la edad de jubilación (entre los 65 y 70 años) y el número de años cotizados.

Edad del interesado (años cumplidos)
65 años
66 años
67 años
68 años
69 años
70 ó más años
Años de cotización
%
%
%
%
%
%

15 a 16 años

33
39
47
55
64
75

16 a 17 años

34
40
47
56
65
76

17 a 18 años

34
41
48
56
66
77

18 a 19 años

34
41
48
57
67
78

19 a 20 años

35
42
49
58
68
79

20 a 21 años

35
42
50
58
68
80

21 a 22 años

36
43
51
60
70
82

22 a 23 años

37
44
52
61
72
84

23 a 24 años

38
45
53
63
74
86

24 a 25 años

39
46
55
64
75
88

25 a 26 años

40
47
56
66
77
90

26 a 27 años

41
48
57
67
79
92

27 a 28 años

42
49
58
69
80
94

28 a 29 años

42
50
60
70
82
96

29 a 30 años

43
52
61
72
84
98

Más de 30 años

44
53
62
73
86
100

En la actualidad, se está contemplando la adopción de medidas similares en la Administración. En una comparecencia reciente, el Director General del Banco de España, José Luis Malo de Molina, ha propuesto a la comisión encargada de estudiar el sistema de pensiones que se retrase la edad de jubilación con plenos derechos para el beneficiario y que se amplíe a toda la vida laboral el período a tener en cuenta para calcular el importe de la pensión. Como medida adicional, ha planteado la creación de un sistema mixto obligatorio de pensiones, con un complemento privado, para evitar la crisis del sistema público.
La edad de jubilación a los 70 años es razonable en un país con las actuales expectativas de vida que tiene España (78 años de media) y en una profesión como la de Gestor Administrativo en la que la edad media de jubilación es de 68,2 años, y puede ser vista no sólo como una medida económica de supervivencia de la Mutualidad, sino como una adaptación a las circunstancias de la población en una sociedad desarrollada como la nuestra.

LA CONFEDERACIÓN NACIONAL DE ENTIDADES DE PREVISIÓN SOCIAL INFORMA

Ley de medidas urgentes de estímulo al ahorro familiar y a la pequeña y mediana empresa
El 23 de noviembre de 2000 el Congreso de Diputados aprobó el texto definitivo de la Ley de medidas urgentes de estímulo al ahorro familiar y a la pequeña y mediana empresa, procedente del Real Decreto-Ley 312000 de 23 de junio. Dicho texto definitivo incluye las mejoras en la Ley solicitadas por la Confederación Nacional de Entidades de Previsión Social con objeto de equiparar a las Mutualidades con los Planes y Fondos de Pensiones en materia fiscal. Las enmiendas aprobadas incluyen:

  • la ampliación del límite porcentual de la reducción en la base imponible de las aportaciones, que en un principio había sido elevado al 40% para los mayores de 52 años partícipes de Planes de Pensiones, a todos los partícipes y mutualistas de Mutualidades de Previsión Social. De esta forma, el límite máximo de reducción y de aportación en el caso de personas mayores de 52 años se eleva en 100.000 ptas adicionales por cada año de edad y en 20 puntos porcentuales, quedando los límites máximos en 2.500.000 ptas y el 40% respectivamente.
  • la posibilidad de reducir en la base imponible del IRPF las aportaciones realizadas por los mutualistas a Mutualidades de Previsión Social a favor de los cónyuges que no obtengan rendimientos de actividades económicas o cuyos rendimientos sean inferiores a 1.200.000 ptas. De esta forma se produce una extensión del régimen fiscal de planes de pensiones y mutualidades a aquellos cónyuges que no trabajen fuera del hogar y que no obtengan rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas.

La Ley también contempla otras medidas de importancia para el mutualismo, como son:

  • el aumento de los límites generales de reducción en la base imponible y de aportación a Planes de Pensiones y Mutualidades, que se sitúan en 1.200.000 ptas y el 25% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.
  • en el caso de personas con minusvalías, el aumento del límite absoluto en 300.000 ptas, quedando éste situado en 2.500.000 ptas, y la posibilidad de que los cónyuges de los minusválidos, o las personas que los tengan a su cargo en régimen de tutela o acogimiento, efectúen aportaciones, mejorando la previsión social voluntaria de los minusválidos.

Deducción en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades de las dotaciones adicionales para la cobertura de las provisiones técnicas exigidas en el ROSSP
Con fecha de 6 de septiembre de 2000, la Dirección General de Tributos ha determinado que "son deducibles en la determinación de la Base Imponible del Impuesto sobre Sociedades tanto las provisiones técnicas obligatorias como las adicionales dotadas en cumplimiento de la normativa en materia aseguradora".

NUEVAS PRESTACIONES PARA LOS MUTUALISTAS QUE SE INCORPOREN A PARTIR DEL 1 DE ENERO DE 2001

Desde el pasado 11 de noviembre de 2000 se amplía la base de afiliación de la Mutualidad de Previsión Social de los Gestores Administrativos para incorporar no sólo a los gestores administrativos de nueva titulación, sino también a los familiares de los gestores, los empleados de los mutualistas, y los empleados y miembros de los Colegios Profesionales con los que la Mutualidad establezca el correspondiente convenio. En el caso de los empleados y los familiares de los mutualistas que ya estén afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA), la afiliación en la Mutualidad será de carácter complementario, no sustitutorio, y tendrá distinto tratamiento en el IRPF.
Los nuevos mutualistas estarán incluidos en un sistema de capitalización individual, lo cual garantiza sus prestaciones futuras, equiparándose al sistema seguido por los planes de pensiones.
Las personas que se incorporen a la Mutualidad se beneficiarán de las prestaciones obligatorias de jubilación, invalidez, viudedad, orfandad y defunción en los términos que siguen:

Jubilación
Los mutualistas que hayan cumplido setenta años de edad, lleven un mínimo de quince años de permanencia y estén al corriente en sus obligaciones mutuales, tendrán derecho a la prestación de jubilación. Dicha pensión consistirá de doce pagas mensuales de 60.000 pesetas al año, si bien se podrá mejorar en los términos que establece el Reglamento, y se extinguirá al fallecimiento del pensionista.

Invalidez
Los mutualistas que sufran una incapacidad permanente y absoluta para toda clase de trabajo a causa de una lesión orgánica o funcional, y que puedan acreditar dicha lesión mediante dictamen médico, tendrán derecho a la prestación de invalidez tras un período de carencia de cinco años de mutualista, siempre que estén al corriente de pago de sus obligaciones mutuales y que la lesión no se haya producido por practicar un deporte con carácter profesional o remunerado o por accidente, enfermedad o lesión orgánica adquirida con anterioridad a su ingreso en la Mutualidad. Dicha pensión tendrá un importe de 60.000 pesetas mensuales, por doce pagas al año, y se extinguirá bien sea por fallecimiento del pensionista o por recuperación de las condiciones físicas suficientes para realizar un trabajo activo antes de cumplir los 70 años de edad.

Viudedad
Los mutualistas que hayan contraído matrimonio antes de los 60 años de edad, y con al menos dos años de antelación a la fecha del fallecimiento, o que hayan tenido hijos del matrimonio, causarán derecho a la prestación de viudedad tras un período de carencia de cinco años de mutualista, siempre que estén al corriente de pago de sus obligaciones mutuales. Para cobrar dicha pensión el cónyuge supérstite deberá haber convivido con el mutualista hasta su fallecimiento o, en caso de separación legal, haberse ocasionado ésta por causas imputables al causante, y no deberá haber abandonado a sus hijos.
El importe de la pensión de viudedad cuando el fallecido haya estado en el disfrute de la jubilación o la invalidez será de 36.000 pesetas mensuales por doce pagas al año. La cuantía de la pensión de viudedad se fijará en función del tiempo de permanencia:

Cuantía de la pensión (en pesetas)
Hasta 5 años
18.000
De 6 a 10 años
18.000
11 o más años
36.000

La pensión de viudedad, que será compatible con el ejercicio de cualquier actividad y con cualquier otra pensión, se extinguirá en el caso de que el beneficiario fallezca o sea declarado culpable del procedimiento que se pueda seguir por el fallecimiento del causante.
Las pensiones de jubilación, invalidez y viudedad concedidas por la Mutualidad son incompatibles entre sí a favor de una misma persona, salvo en el caso de concurrir en el perceptor de pensión de viudedad la condición de mutualista de esta institución.

Orfandad
Los mutualistas o pensionistas de la Mutualidad que hayan tenido hijos causarán derecho a la prestación de orfandad a favor de sus hijos menores de dieciocho años de edad, o hijos mayores incapacitados, tras un período de carencia de cinco años de mutualista, siempre que estén al corriente de pago de sus obligaciones mutuales. La pensión mensual de orfandad, establecida en 12.000 pesetas mensuales por doce pagas al año, se abonará a la persona que ostente la representación legal de los beneficiarios, o los tenga de hecho a su cargo, y quedará extinguida una vez que el beneficiario cumpla los dieciocho años de edad, cese en la incapacitación o fallezca.

Defunción
Los mutualistas o pensionistas de jubilación o invalidez que hayan cumplido el período de carencia de dos años, y estén al corriente de sus obligaciones mutuales en el momento de su fallecimiento, causarán derecho a un subsidio por defunción de 200.000 pesetas.
Si el mutualista fuese soltero o viudo sin hijos en el momento de fallecer, el subsidio de defunción se entregará a sus padres por partes iguales. Caso de que sólo sobreviviera un padre, éste recibiría la totalidad del subsidio.
Si el mutualista estuviese casado en el momento de fallecer, el subsidio se entregará al cónyuge viudo o, en su defecto, a sus hijos por partes iguales. Si existiesen hijos anteriores al último matrimonio del causante, el 50% del subsidio sería para el cónyuge viudo y el otro 50%, por partes iguales, para todos los hijos del causante anteriores al último matrimonio.
Si el mutualista no tuviese los familiares indicados, o así lo desease, podrá designar a la persona o personas a quienes ha de abonarse el subsidio y la proporción del reparto. Finalmente, si no sobreviviera ninguno de sus familiares y no designara beneficiarios, el importe de este subsidio quedaría a favor de la Mutualidad. En este supuesto, la Comisión Provincial correspondiente organizará el entierro y sufragios, cuyo importe se descontaría del subsidio.
Para mayor información sobre las prestaciones de la Mutualidad, rogamos soliciten una copia del Reglamento de Prestaciones de la Mutualidad General de los Gestores Administrativos en la sede de la Mutualidad.