Mutualidad General de Previsión Social de Gestores Administrativos
Tel. 91 431 25 02/69. Fax. 91 575 95 08 registro@mutuaga.com

contacto mutuaga

BOLETINES TESTIMONIOS

TESTIMONIOS DE NUESTROS MUTUALISTAS

D. Francisco Candela Durá

Presidente del Ilustre Colegio de Gestores Administrativos de Alicante y Mutualista.

La Mutualidad de Gestores Administrativos ha tenido la ocasión de realizar una entrevista con el Sr. Francisco Candela Durá, Presidente del Ilustre Colegio de Gestores Administrativos de Alicante, Gestor Administrativo de profesión, mutualista desde el inicio de su profesión y representante de los mutualistas.

  1. ¿Podría expresar que significa para el colectivo de GA disponer de una Mutualidad propia?
  2. Cuando eres joven debes pensar necesariamente en la jubilación. La vejez llegará irremediablemente y, para afrontarla, los Gestores Administrativos tienen la posibilidad de asegurar su futuro a través de nuestra Mutualidad, como sistema voluntario de Previsión Social alternativo y complementario al de la Seguridad Social.

    Para el colectivo profesional supone, además, el hecho de ser algo que nace de su propio seno y que gestionan los propios profesionales. Es una entidad constituida por y para los propios Gestores Administrativos. En este sentido, la Asamblea General de Representantes está compuesta mayoritariamente por los Presidentes de los Ilustres Colegios de Gestores Administrativos y por el Consejo Rector, que dedican grandes esfuerzos para que la Mutualidad de Gestores Administrativos continúe viva y al servicio de los mutualistas.

  3. ¿Podría explicar brevemente el objeto social de MUTUAGA?
  4. En el Estatuto de la Mutualidad de Gestores Administrativos -concretamente en su artículo 9-, se específica que el objeto social es la práctica de seguro directo y de capitalización en los términos que regula la vigente Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social.

    El objeto último, por otra parte, no es otro que materializar las prestaciones correspondientes por muerte, viudedad, orfandad, invalidez y jubilación, así como otras prestaciones sociales, como sistema complementario y alternativo a la Seguridad Social.

  5. ¿Podría explicar la diferencia de ahorrar en un plan de previsión social en un sistema de capitalización individual con respecto en un sistema reparto?
  6. Un sistema de capitalización individual supone que son los propios aportantes al mismo quienes ahorran hasta generar un fondo que financiará sus propias pensiones y prestaciones. Se basa, pues, en cobrar en la jubilación o contingencia de que se trate según lo aportado por cada uno. El sistema de reparto, en cambio, supone que los los cotizantes actuales mantienen a los jubilados actuales, que los activos financian las prestaciones de los perceptores pasivos de las mismas. Esa es la diferencia básica.

  7. ¿Cuál es su opinión de futuro sobre el sistema de pensiones público español de reparto?
  8. Mi opinión es mala, por no decir muy mala. La Caja de la Seguridad Social correspondiente a las jubilaciones es alarmantemente menor, años tras año, y por tanto, se le genera una considerable inseguridad al afiliado a la Seguridad Social acerca de si cobrará o no su jubilación o sobre el importe de ésta. No le falta razón: ante un claro envejecimiento de la población y cortas tasas de reposición, cabe pensar que habrá problemas para pagar las pensiones futuras, puesto que el cociente entre pensionistas y ocupados va a aumentar considerablemente en los próximos años.

    Sin embargo, el Sistema de Capitalización Individual propio de las Mutualidades es un sistema sostenible, a diferencia de la creciente insostenibilidad del sistema de reparto. Habría que pensar en fórmulas alternativas o en formas mixtas para que el sistema público de pensiones no colapse en el futuro.

  9. ¿Por qué considera importante ahorrar para la etapa de la jubilación?
  10. Porque es una necesidad evidente. Es una cuestión de responsabilidad y, por supuesto, es una cuestión de educación: debemos enseñar a nuestros hijos cómo se ahorra y dotarles de contenidos sobre una mínima e imprescindible planificación financiera;

    • No apostar sólo por un sistema de ahorro, sino diversificarlos con otros planes de ahorro.
    • Pensar que aunque nos encontraremos con crisis financieras, podemos tomar decisiones adecuadas de cara al futuro.
    • Generar ingresos posibles, aprendiendo a invertirlos.
    • Eliminar los gastos superfluos e incluirlos en tu presupuesto mes a mes.
    • Y ser plenamente consciente de que ahorrar para la jubilación no es un GASTO sino una INVERSION y, posiblemente, la más importante de nuestras vidas.
    • Resumiendo: aprender a ser, conscientemente, previsores.
  11. ¿Por qué considera que es importante diversificar las fuentes de ahorro para la jubilación?
  12. Porque es una cuestión de seguridad responsable. Los vaivenes financieros, las distintas burbujas que han ido estallando los últimos años, nos han enseñado que no es bueno confiar todos nuestros esfuerzos ahorradores en un solo producto, en un único elemento. Diversificar disminuye los riesgos y amplía las posibilidades de maniobra ante situaciones desfavorables. El 90% de los españoles creemos que tendremos que recurrir a nuestros ahorros para afrontar la jubilación porque el sistema público de pensiones será insuficiente para garantizar unas pensiones equivalentes al nivel de vida actual, cuando permanecemos activos. Pero para que esos ahorros cuenten con un plus de seguridad, debemos diversificar, complementar, disponer de alternativas. De ahí la importancia de disponer de una Mutualidad propia que, como vía alternativa o complementaria de los sistemas de reparto, juega como un factor de certeza y de seguridad.

  13. Por último: ¿Podría indicar porque ha animado a sus familiares a ahorrar su jubilación en la Mutualidad de Gestores Administrativos?
  14. Precisamente, porque la Mutualidad de Gestores Administrativos dispone de un sistema de capitalización individual que permitirá que percibamos nuestras prestaciones futuras según lo invertido, sin depender de las hipotéticas aportaciones de futuros posibles cotizantes en activo.