Puedes hacerlo en tu Mutualidad, que es una institución sin ánimo de lucro, en la que los beneficios recaen sobre sus propios mutualistas, con las máximas ventajas fiscales.

Si no eres mutualista, puedes serlo con el Plan Complementario, ya que te otorga la condición de mutualista, y accedes a todos los derechos que ello conlleva.

Con el Plan Complementario “complementarás tu jubilación”.

También pueden contratarlo los familiares y empleados de los mutualistas.

Fiscalidad:

Tiene las máximas ventajas fiscales: se deduce de la base del IRPF, con el límite el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas percibidos en el ejercicio y  con el límite de 8.000 euros.

+ 8.000 €     Reducción de la Base Imponible del IRPF de hasta 8.000 euros anuales adicionales por las cuotas satisfechas al Plan Complementario.

+2.500 €      Reducción de la Base Imponible del IRPF de hasta 2.500 euros anuales en concepto de aportaciones a un Plan Complementario a favor del cónyuge que no obtenga rendimientos o éstos sean inferiores a 8.000 euros/año.

+ 24.250 €   Personas discapacitadas, titulares del Plan Complementario.

+10.000 €.   Para Aportaciones a Planes a favor de discapacitados

Garantía:

La Mutualidad garantiza el 100% de las primas puras pagadas más la rentabilidad obtenida por la participación en beneficios.

Rentabilidad

El año pasado, la Mutualidad otorgó el 4 % de participación en beneficios a todos sus mutualistas, y en la última Asamblea General se ha aprobado volver a repartir este año de nuevo el 4 %, con cargo a resultados de 2018.

Date de alta hoy y asegura tu jubilación.